El Rol del Analista Web

Cuando comencé el máster de Analítica Web allá por Marzo de este año, sabía que me iba a gustar porque implicaba aprender a jugar con Google Analytics, que iba a ver temas relacionados con el mundo de internet que tango me gusta y poco más.



Una vez finalizado, he podido dibujar en mi cabeza cuáles podrían ser los roles que puede desempeñar un analista web en una compañía; bien porque comprendí mejor el fin de la analítica web sumado a la comprensión de la experiencia de los distintos profesores.

Me di cuenta de que a la hora de medir, internet tiene importantes ventajas frente a los modelos off-line: la capacidad de segmentación. Mientras que una publicidad en televisión o en una valla publicitaria impacta en todo el público (que está o no dentro del público objetivo), en internet se tienen datos suficientes para segmentar el público al que dirigir los esfuerzos.

Y para aprovechar esa ventaja, el analista web no puede ser un profesional que mira y extrae unos pocos datos. He llegado a la conclusión de que su misión principal debe ser la de:


Medir esfuerzos en función de los objetivos propuestos:

Identificar si el esfuerzo realizado (por ej, en una campaña SEM, publicidad televisiva, emailing, posicionamiento SEO, etc...) va en la dirección correcta, no sólo al final de la misma sino también durante, para corregir posibles desviaciones.

Para ello, el analista debe conocer la situación de la que parte y también debe formar parte del equipo de diseña/define el esfuerzo. Porque muchas veces sucede que el analista no es involucrado en el proceso y cuando quiere ponerse a medir, no están disponibles los datos que necesita, ya que en función de los objetivos, el analista definirá unos u otros KPIs.

y/o

Optimizar:

Mediante la explotación de los datos, identificar ideas que sean accionables, que se puedan implementar y que permitan resultados futuros positivos para el site.

Bien sea optimización a nivel usabilidad, o tras un análisis de keywords proponer un nuevo contenido o quizás identificar la necesidad de crear una landing page para un fin concreto. Pueden ser muchos los tipos de mejoras.
                                                     

Una vez realizadas esas tareas, la misión del analista web debe ser la de comunicarlo a los respectivos superiores CEO, CFO, CDO...  o a quién corresponda (tu producto es ese y hay que venderlo). Y yo siempre digo que por muy buen trabajo que uno haga si no sabes comunicarlo bien de nada sirve. Es por ello que el analista debe ser experto en contar las cosas fáciles y claras (Sthepen Few es un experto en ello) Ayudarse de gráficos que muestren la situación a primera vista para defender los argumentos en base a datos.

Pero a veces, ese rol no es fácil desempeñarlo porque, partimos de que somos humanos y por tanto,
  • estamos llenos de prejuicios, damos por sentado cosas, hechos, situaciones.
  • nuestra mente tiene a simplificar la realidad para comprender mejor el mundo en que vivimos. Esto provoca que cuando queremos entender por qué ha pasado "x" lo achacamos todo a una causa "y" (simplificamos el modelo de atribución).
Sin embargo la realidad es mucho más compleja de lo que nuestra mente llega a alcanzar, y en "x" han podido influir muchas variables que no hemos podido identificar, entre ellas la suerte que juega un papel fundamental en el desarrollo de nuestras vidas.

Sin embargo, los datos nos ayudan a entender la realidad, dejando ver de una forma clara la situación de las cosas o el por qué de otras. Esto me lleva a pensar que el analista web tiene que ser una persona valiente ya que los datos muchas veces muestran realidades que la gente no quiere ver, que esquecen, que causan rechazo porque muestran una realidad contraria a sus prejuicios.

Y es que al final, pueden crear incomodidad pero los datos son objetivos y por más que uno piense que el periódico de mayor renombre es el preferido por los usuarios, los datos de páginas por sesión y tiempo en página, pueden señalar lo contrario.

Respecto a la relación del analista web con el resto de las áreas de la empresa, pienso que el analista:

  • Debería depender del departamento de negocio. La misión última si se trabaja en un ecommerce es aumentar ventas y el analista está allí para ayudar. 
Debería llevarse muyyyy bien con el departamento técnico (IT) ya que sin ellos la implementación de las herramientas, etiquetas, códigos... que nos permite generar obtener los datos no sería posible.
  • Y tener relación también con el resto de áreas para que puedan sacar partido de los datos; por ejemplo, si un área quiere hacer un testeo del site a nivel móvil, puede consultar al analista los datos que indiquen qué marcas de móvil son las más utilizadas por los usuarios del site.

Pero para ello, es necesario hacer previamente una labor de evangelización. En función de la cultura de datos que tengan los empleados de la empresa, será necesario realizar un mayor o menor esfuerzo. Primero para que puedan sacar partido de ellos y les ayude en su día a día, y segundo para que sean conscientes de su papel en el modelo de negocio del site.

Por último, ya que estamos hablando de analistas web, me gustaría diferenciar los 3 tipos que se han forjado a lo largo de la historia,

  • El analista web que se ha formado en un máster (Kschool), como es mi caso. Actualmente tanto la oferta como la demanda va en aumento. Si estás interesado por cursar el máster, puedes conseguir un descuento de 300€ diciendo que vas de parte mía ;)
  • El analista web autodidacta que se forjó hace unos 10 años atrás.
  • El analista que empezó cuando las páginas web aún no era algo común de nuestra realidad y llevan más de 20 años en el mundo de internet por lo que han vivido toda la evolución.
Y ahora yo te pregunto, ¿era este el papel que tú creías desempeñaba el analista web?
                                                     

#analistawebenconstruccion

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Diseñamos un Dashboard con R?

Profundizando en Google Data Studio

¿Por qué me gusta ser Analista Digital?